¿Consejo fiscal independiente?

“David Páramo”

20/06/17

¿Es necesario un consejo fiscal independiente en México?

Desde hace algunos meses la idea surgió en organismos financieros internacionales, justo en ese momento en el que la moda era cuestionar el crecimiento de la deuda pública del gobierno mexicano.

Sí, esa época en la que las corrientes de opinión poco informadas, pero dispuestas a subirse a cualquier barco que promete crisis, decían que el gobierno había perdido el control de la deuda y que terminaríamos en un estallido económico de enormes proporciones que no pocos comparaban con las de las décadas de los ochenta.

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado, siempre dispuesto a parecer de oposición y contestatario, tomó la bandera como si hubiera sido una idea del mismísimo Luis Foncerrada o productos de sus estudios y análisis, cuando en realidad se trató de algo muy parecido al copy paste, que hacen algunos malos estudiantes, de Wikipedia o los que se suben a los trenes de Twitter para defender a su académico favorito.

Todavía la semana pasada el CEESP hizo un nuevo intento de evitar que no le roben la bandera, luego de que el presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos, propuso que el próximo periodo de sesiones los legisladores deberían crear un consejo fiscal independiente.

En ambos casos se trata de algo muy parecido a una ocurrencia, puesto que ninguno de los dos ha logrado expresar de una manera detallada algunos puntos fundamentales, como: ¿de qué serviría? Hasta el momento se han perdido en hablar de obviedades (en las que, por supuesto, está de acuerdo todo el mundo) como transparencia, rendición de cuentas, seguridad a los contribuyentes.

REACCIÓN

El secretario de Hacienda ha tenido que atajar nuevamente la intención de crear un consejo fiscal independiente bajo el argumento de que no se considera necesario, puesto que el país tiene un marco jurídico sólido y es uno de los más transparentes del mundo.

Abonando a la posición de José Antonio Meade, los avances en trasparencia, tanto en la recaudación como en el manejo del gasto, han sido evidentes durante los últimos años. Hoy por hoy, es un hecho que se conoce con bastante profusión cómo se recauda y cuál es el destino de los recursos públicos.

Crear un consejo asesor jurídico independiente realmente no parece ser una de las mejores ideas no únicamente ante la coyuntura sino ante los evidentes avances que se han dado en el ámbito del área fiscal.

De hecho, la forma en que ha sido planteado por el CEESP y, en particular, la extraña posición del presidente de la Coparmex (a la que me referí la semana pasada en esta columna) no parecen enfocadas a una mayor transparencia en el manejo fiscal del país sino, en realidad, a la toma de posiciones políticas y de presión hacia las elecciones presidenciales del año próximo.

En el caso del CEESP, incluso en contra de la posición de muchos de los miembros del Consejo Coordinador Empresarial, se han caracterizado por buscar una suerte de enfrentamiento con el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto. Esa posición, de moda en algunos círculos menos informados que activos, generalmente no ha venido acompañada de hechos concretos. El paso de los hechos ha venido demostrando que los críticos normalmente se han equivocado.

En el caso de la Coparmex, la situación tampoco es muy diferente. De Hoyos abiertamente ha tenido desplantes en contra de la administración presidencial, que han tenido un elevado costo para la Coparmex y parecería que la idea de un consejo asesor independiente navega entre el protagonismo personal y una ocurrencia bastante exótica, según la cual se podrían blindar las finanzas públicas sin importar quién gane la elección.

Más allá de los protagonismos, algo necesario es que los representantes de la iniciativa privada se pongan serios, puesto que el problema de fondo es el crecimiento del populismo entre los partidos políticos.

CONFIRMACIÓN

Una vez más se confirma un adelanto que usted pudo leer en esta columna. El Órgano Interno de Control del Instituto Mexicano del Seguro Social determinó reponer la licitación del servicio de diálisis peritoneal automatizada, luego de que Laboratorios Pisa denunció que el delegado de Puebla, Enrique Doger, había apoyado indebidamente a Baxter, que había resultado ganador del proceso.

Es lógico que ahora algunos tratarán de colgarse de esta información y van a intentar hacer creer que fue su exclusiva. Sólo habría que revisar las fechas; sin embargo, lo verdaderamente relevante es que la institución que encabeza Mikel Arriola dio una muestra más de que no estarán dispuestos a tolerar actos de corrupción.

Anuncios

Acerca de Del Cueto & Asociados, Consultores en Comunicación Estratégica, RP 2.0
Consultores en Comunicación Estratégica, RP 2.0, Control de Riesgos y Gestión de Crisis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: