Voto oculto.

“David Páramo”

18/06/18

El viernes publiqué en mi cuenta personal de Twitter una encuesta del Consejo Mexicano de Negocios en la que se presenta José Antonio Meade en segundo lugar en las encuestas, ésta confirma a otras que se han conocido antes en este mismo sentido. El candidato del PRI, Nueva Alianza y PVEM citó en su red social mi tuit y señaló que eso confirma la tendencia creciente de su campaña.

Se han hecho algunas interpretaciones bastante exóticas sobre esta encuesta y sus implicaciones. Todo el mundo la ve como una confirmación de sus deseos. Sin embargo, la verdadera historia relevante tiene que ver con la decisión de Alejandro Ramírez, presidente del CMN, de incumplir su palabra.

A principios del mes pasado, esta organización patronal tuvo reuniones con los cuatro candidatos a la Presidencia de la República. Tras la muy larga cena con Meade, el presidente del CMN se comprometió a dar a conocer esta encuesta y, al menos hasta hoy, no lo ha hecho.

Entre los miembros de este organismo este incumplimiento ha generado molestia y de ahí la filtración. Tuve acceso a esa lámina desde el jueves y la publiqué cuando tuve al menos dos fuentes que confirmaran su veracidad.

Según versiones recogidas entre miembros del CMN, Ramírez, quien ha decidido permanecer callado, no ha cumplido la palabra que empeñó con Meade porque no tiene la unanimidad de los miembros del organismo, al que no ha convocado oficialmente para consultarlos.

Sin embargo, irritó mucho a cierto grupo de empresarios el que se diera a conocer la encuesta de Coparmex que, como todas, tiene una zona gris que ronda el 50%. Como prácticamente todas las encuestas, el nivel de no respuesta ronda en la mitad (entre los que no aceptan ser encuestados, los que no revelan su intención de voto y los indecisos).

Como se han dado evidencias a lo largo del tiempo, el sindicato patronal, que encabeza Gustavo de Hoyos, no únicamente ha sido contrario al gobierno de Enrique Peña Nieto, sino que, además, por lo menos su dirigencia es cercana a Ricardo Anaya.

VOTO ÚTIL

Mucho más allá de las interpretaciones que hacen algunos sobre la aparente ventaja irremontable de Andrés Manuel López Obrador, sobreestimando encuestas que dejan interrogantes superiores a 4 de cada 10 consultados y subestimando que el único día en que es importante tener la preferencia de la mayoría es el primero de julio.

No importa la narrativa que se haya creado en muchas mentes, incluida la de muchos analistas y otros fanáticos a subirse a los trenes. El primero de julio, el resultado de 89 millones de decisiones personales será el que decida quién es el próximo Presidente de la República. No importa el lugar en el que se llegue en las encuestas. Como diría el entrenador de los San Francisco Giants, Bruce Bochy: El único juego que es vital ganar es el último de la Serie Mundial, no importa cómo se llegue a él.

Es un hecho que la mayoría de la población no quiere que gane López Obrador y de ahí que durante meses se hayan creado campañas sobre el voto útil o que haya quienes míticamente dicen que esperarán hacia las dos o tres de la tarde para saber si Meade o Anaya son los que tienen mayores posibilidades de ganar y apoyarlos, lo cierto es que se tiene que ocupar el segundo lugar en la preferencia, es fundamental como plataforma para ganar las elecciones.

GENEROSIDAD

El voto útil enfrenta un gravísimo riesgo: La falta de generosidad, el exceso de bilis y la poca racionalidad de los votantes. Entre quienes están a favor del voto útil hay una suerte de letras chiquitas. Sí al voto útil, pero sólo si es a favor de mi candidato.

Es correcto decir que se está a favor de uno u otro candidato. También decir que se está a favor del voto útil, sin embargo, lo que es inaceptable es decir que se quiere usar el voto útil condicionado a que sea por el candidato de nuestra preferencia.

La campaña de Anaya, sin aportar mayores datos, asegura que él es el único que puede derrotar a López Obrador. Sus seguidores dicen que así lo marcan las encuestas y les enfurece conocer otros sondeos que no confirman sus ideas. Es evidente que el mejor dotado para presidir al país es Meade.

Sin embargo, mucho más importante para los mexicanos debe ser mantener un rumbo de certeza económica como el que se ha vivido durante los últimos 30 años. Construir y perfeccionar sobre lo que se ha venido construyendo con el esfuerzo de la mayoría. Se pueden afrontar de una mucho mejor manera los graves retos que enfrenta el país.

Si usted no está de acuerdo con las propuestas de López Obrador, ejerza el voto útil, ese que proviene de la razón, de la inteligencia, del amor a México y la necesidad de seguir construyendo un mejor presente y futuro. Elija al correcto, puesto que, si nos dividimos, tendremos más de seis años para lamentarlo. La decisión es hoy. Haga lo correcto y elija al mejor preparado.

Anuncios

Publicado por

Del Cueto & Asociados, Consultores en Comunicación Estratégica, RP 2.0

Consultores en Comunicación Estratégica, RP 2.0, Control de Riesgos y Gestión de Crisis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s